info@alasdeluz.es +34 655 06 79 18

Semana 25 - De vuelta al hogar

Semana 25 – De vuelta al hogar

Algunas veces la vida, las circunstancias personales, nuestros miedos, nuestras batallas internas nos sacan del camino, alejándonos de todo aquello que nos habíamos propuesto en algún momento

Hay momentos donde hay tal confusión, dentro y fuera de mi, que a veces prefiero desconectarme y no pensar. Porque no pensando no hay dolor, y no pensando no necesito tomar decisiones.

Ese es un cuchillo de dos puntas, porque cuando uno se desconecta, se desconecta del todo, de lo bueno y de lo malo. Y también termina desconectándose de si mismo y de su camino.

Al desconectarme de mi camino termino pasando mis días, uno seguido del otro, en una especie de vivir automatico y adormilado…

Hoy tomo la decisión consciente de retomar mi camino, de volver a revisar mis propósitos y mis deseos y empezar el viaje hacia ellos.

Acepto mi vida con valentía, con todo el bagaje que ella tiene y hago algo bueno con ella.

De vuelta al hogar…

Durante mucho tiempo he vivido con la sensación de que me faltaban raíces.

Durante mucho tiempo eche la culpa de esa sensación a que había viajado toda la vida y nunca había estado mas de 4 años en la misma casa, en el mismo lugar.. Pero eso no es real.

Esa sensación va mas alla de no estar en un lugar. Es una sensación desgarradora de no pertenecer, de no hacer parte.

Durante mucho tiempo vivi con esa sensación, de no pertenecer a nada , a ningún lugar.

Durante mucho tiempo he estado buscando encajar, buscando encontrar mi lugar en el mundo y saber quien soy.

Hoy me doy cuenta de que la persona que realmente soy no encaja, no pertenece.

Pase años buscando fuera, y sufriendo porque fuera no hay lugar.

Hoy, cuando empiezo a buscar dentro de mi misma, ya no para encajar en un lugar sino para dejar salir a la luz quien realmente soy es cuando empiezo a encontrar la az de mi hogar, porque hoy me doy cuenta de que mi hogar no es un lugar físico, sino que es un estado del corazón.

Cuando estoy en mi centro, cuando estoy en equilibrio, estoy en paz y vuelvo a casa, porque “casa” esta dentro de mi corazón.

Es un lugar calido y lleno de luz, tiene vida y tiene color, esta lleno de música y risas de duendecilla, lleno de magia y de alegría, y mientras llevo esa imagen en mi corazón, mi hogar, físico, puede estar en cualquier lugar…