info@alasdeluz.es +34 655 06 79 18

Semana 14 – La bondad, la herida y el árbol familiar

Semana 14 – La bondad, la herida y el árbol familiar

Cuando empece a trabajar con la bondad hace unos meses, mi primer propósito fue sanar heridas antiguas para poder vivir con tranquilidad sin estar esclavizada al pasado.

No me había planteado ninguna herida, ningún problema en especifico,  solo la intención de sanar lo que fuese que me impidiese vivir mi vida plenamente, cualquier herida que impidiese que mi verdadero Ser saliese a la luz, cualquier herida que impidiese que yo desarrollase todo mi potencial.

Han sido y están siendo meses complicados, donde esas heridas están saliendo a la luz, y me encuentro enfrentándome a las cosas que durante 40 años no he querido enfrentarme.

Me estoy poniendo frente a frente a ello, a las heridas y miedos antiguos, para por fin poder sanarlos de una vez, pero todo ese proceso duele, y mas de una vez me encontré luchando contra aquellos que mas quiero, por primera vez yendo contra lo que a ellos les parece lo correcto, poniendo limites, porque ya no puedo seguir viviendo como la niña que depende de la protección de sus padres….

Hoy he podido comprender que mis heridas no son solo mias, que lo que hoy aflora en mi para sanar, son heridas mucho mas antiguas, que mi árbol viene cargando, y hoy tengo la posibilidad de poder hacer algo con ello.

El mandala de este mes sigue trabajando la bondad, pero esta vez la intención no es sanar mis heridas y compartir esa sanación, sino que la intención de este es sanar las heridas de mi árbol, para que mi sistema familiar pueda estar en paz.

Para ello, los cristales usados son:

Damburita

La danburita es uno cristal de muy alta vibración, nos ayuda a reconectar con nuestra esencia divina,

Cianita

 Es la piedra de la auto-Maestría. Este cristal puede ser usado en el chakra Causal o el de la garganta. Para éste último, nos ayudará a comunicar los conocimientos propios y LA VERDAD. Nos ayuda también a transmitir los sentimientos puros. La Cianita crea un puente de sanación entre el pasado, presente y futuro. Es sanadora de los tiempos. Usada con la amatista es un entendimiento más profundo e espiritual.

Angelita

La Angelita es una de las piedras de conciencia para la Nueva Era, representa la paz y la hermandad y nos permite el contacto consciente con el reino angêlico.

Celestina

Esta piedra nos pone en contacto directo con los Angeles y nos permite sintonizar con ellos.  Nos guîa en el camino espiritual y nos impulsa para avanzar por el. Nos pone en un estado en el que logramos comprender el conocimiento y los regalos divinos.

Shatuckita

El simbolismo de Shattuckita se ha relacionado con la reconciliación y el restablecimiento de relaciones armoniosas. Cuando hay una relación rota, o algunas energías que obstruyen que le impidan alcanzar la paz y armonía con sus seres queridos.

Amazonita

Trabaja sobre los chakras del corazón y de la garganta. Así mismo, podemos trabajarla en el plexo solar y el corazón. Este cristal trabaja la verdad personal y nos ayuda a expresarla. Nos ayudará también a expresar nuestros sentimientos y lo que nos sucede.

Crisocola

Usar la propia voz como herramienta de creación y de amor. Sonidos sagrados. Vibrar más allá de la intención de lo que quieres.

Cuarzo Rosa

Sanación del corazón. Aprender a dar y recibir amor. Para el dolor del corazón.

Amatista

La Amatista es la TRANSMUTADORA por excelencia. Este cristal nos sirve para meditar, ya que aquieta la mente y nos permite conectarnos con nuestro “ojo espiritual”: el Tercer Ojo. Nos permite estar en contacto con la intuición y nuestra sabiduría interior.  

Prehenita

Es una piedra de amor incondicional. Cristal para curar al sanador. Induce a una profunda meditación en la que se contacta con el yo superior. Te permite estar siempre preparado, pase lo que pase. Enseña a estar en armonía con la naturaleza y con las fuerzas elementales. Es una gran calmante emocional y del sistema nervioso, usada en el plexo o el corazón traerá la calma a un corazón desbordado de tristeza, rabia o desequilibrio.   Nos ayuda a soltar las manipulaciones emocionales, conscientes e inconscientes, aquellas a las que nos apegamos, cuando no podemos soltar el control o incluso tratamos de mover situaciones en contra de otro cuando el dolor embarga el corazón y nubla la mente.

Crisoprasa

Conocida como piedra de la esperanza, Sirve para apaciguar emociones y protege, tranquilizante potente en ámbitos emocionales y sentimentales. Promueve la espiritualidad. Se dice que cuando una persona se siente atraído/a por esta gema estaría necesitando fortalecer la vida interior y el valor para luchar. Ayuda impidiendo que se pierda el control en cualquier circunstancia.

Healerita

Cristal de una profunda energía sanadora, trabaja  en múltiples niveles para reestructurar chakras desalineados, meridianos y los sistemas en los cuerpos orgánicos y etérico, para traer una gran infusión de energía sutil beneficiosa. Healerite trabaja con el chakra del corazón y es una piedra excelente para cualquier tipo de curación emocional. Nos aporta una cálida sensación de alegría y apertura. Parece disipar las emociones negativas y trae una vibración de amor y sanación a todo mi ser. Piedra que aporta un gran optimismo recordándonos que todo es posible si tenemos un corazón abierto.

Hiperestena

Piedra del cambio evolutivo. Trabaja conscientemente el cambio evolutivo. Hace que conscientemente uno que se esté sanando lo esté compartiendo con el universo. Nos enraíza en nuestra parte espiritual.

Turquesa

Este cristal nos ayuda para que los demás nos escuchen y también nos escuchemos a nosotros mismos. Facilita la expresión equilibrada de la emoción, paz de espíritu, comunicación y equilibrio emocional, actúa sobre el chakra de la garganta.