info@alasdeluz.es +34 655 06 79 18

Semana 8 - El dolor

Semana 8 - El dolor

Hace unas semanas cuando me plantee crear el mandala cristalino para de la bondad, en un primer momento había pensado en algo que pudiese sanar heridas antiguas, pero  no había pensado en ninguna en concreto.

Han pasado casi dos semanas, y la verdad es que pienso que deje mi mandala un poco “abandonado”, entre constipados y líos en el trabajo, terminaba llegando a casa tarde, cansada y mosqueada, y no me encontré con fuerzas para meditar con él a diario, como me había planteado en un primer momento.

Durante toda esta semana estuve así, sin ánimos para trabajar con ello, y también sin ánimos para crear mi mandala personal, no sabía bien que tocaría hacer ahora.

Hasta ayer, donde una vez más mi maestra nos brindó la oportunidad de sanar en grupo.

La verdad, no me había dado cuenta del tamaño de la herida hasta ayer, sí que es una herida conocida, sé de donde viene y el porqué, pero realmente en mi inocencia y en mi ignorancia, yo simplemente creía que ya la tenía superada y sanada.

He podido ver en primera línea que eso no es así, que sigue doliéndome, y que no es un dolor pequeño. Sigue estando ahí la niña que espera el cariño y la aceptación. Sigue estando ahí la niña que se siente insuficiente y que a raíz de eso ha decidido desaparecer…

En mi corazón realmente sé que él nunca quiso que me sintiera así... Y también en el fondo me siento agradecida, porque lo más seguro es, que si no me hubiese sentido así, no hubiese hecho ningún movimiento para sanar ese dolor…

Hoy he decidido por fin, coger el poder que es mío, y hacer algo bueno con ello. El pasado ya paso, y no volveremos ninguno de nosotros atrás para hacer las cosas de otra forma.  Lo mejor que puedo hacer es desde hoy vivir mi vida.

El mandala de hoy es un mandala que viene apoyar el anterior. Lo cree pensando en mi poder personal, y en mi forma de comunicarme. Durante mucho tiempo he dejado mi poder en manos de cualquier otra persona, y de igual forma, he ido dejando que mi voz y mi voluntad desaparecieran.

Hoy elijo libremente recuperar mi poder y recuperar mi voluntad, hoy elijo libremente crear mi futuro.

Para este mandala, los cristales que use fueron: Crisocola, crisoprasa, peridotos, citrino, piedra sol, piedra luna y quiastolita.